Educación

British Community


 

 

 


 

Kurt218 mantiene en Mollina un centro de formación en artes que cuenta ya con una importante solera en la población. Por él han pasado centenares de alumnos desde que en 2014 comenzamos nuestra andadura. Formamos principalmente a niños, aunque también a adultos.

El objetivo principal es que cada niño despliegue su propia individualidad creativa con ayuda de sus talentos y apoyándolo en sus dificultades. Se procura un desarrollo completo del ser potencial del niño y, por ello, se trabaja tanto en su conocimiento como con la familia. El mayor beneficio de este método es que el alumno llegue a tener fuerza y criterio en la vida para guiarse a sí mismo con autonomía y de forma solidaria.

Los principios de la academia, inspirados en el método Waldorf, son:

  • La verdadera patria del hombre es su infancia, lo que suceda en ella determinará la persona que vayas a ser. Nuestro sistema no defiende la infancia y recorta cada vez más sus plazos haciendo creer a los niños que crecen y convirtiéndolos en adolescentes a destiempo, proporcionándoles herramientas inadecuadas y peligrosas (móviles, tablets, redes sociales, sexualización precoz, violencia mediática, vulgaridad, desinformación y aborregamiento). Los niños deben ser niños, nada más y nada menos.
  • Importancia de la familia. La familia es el universo en que se desarrolla el individuo cuando es niño, fomentar el respeto a los padres y su extraordinario vínculo afectivo es prioritario. Por ello se hace imprescindible el continuo contacto con los padres.
  • El alumno es creatividad, todos somos artistas y podemos y debemos expresarnos, por lo que merecemos una atención y reconocimiento que refuerce la autoestima.
  • Componente lúdico y recreativo. El niño necesita divertirse y estas clases no pueden suponer una sobrecarga, sino una experiencia relajante y terapeútica.
  • Niños felices. Los niños son nuestro mejor activo, nos superan en sensibilidad, inteligencia y creatividad, son presente y futuro, por ello debemos darles lo mejor y protegerlos, educándolos en valores. Un niños que se expresa es un niño feliz y satisfecho, un niño que crea es un niño seguro de sí mismo e independiente, un niño que se siente querido es un niño sin fronteras ni limitaciones. Un niño necesita estímulos a la creatividad y la magia. Solo así conseguimos un niño feliz.

Si quieres visitarnos, a través del siguiente mapa podrás encontrarnos fácilmente:

 

Volver